mayo 27, 2008

Segregación en la escuela

Inmigrantes

La inmigración, la distribución en el espacio de las grandes ciudades y la segregación, no son producidos en forma aleatoria y no pueden explicarse únicamente en términos de racismo.
Las migraciones son unas de las formas posibles, tan legítimas como tantas otras, de resolver los desequilibrios entre las distribuciones de la población, la riqueza y los recursos naturales que hoy castigan a la humanidad.
Los inmigrantes se distribuyen en el espacio de las grandes ciudades de manera heterogénea. Esto se debe principalmente a la propuesta del anfitrión más que a las características culturales o la necesidad de mantenerse cerca de los arribados.
La segregación implica máxima homogeneidad intracentros (o grupos) y máxima heterogeneidad entre grupos.

Escuelas

En las escuelas de Buenos Aires existe la segregación pues se apuesta por niveles, grupos compuestos por mayoría de inmigrantes y escuelas ghetos. Ocurre a menudo que dentro de un mismo distrito hay escuelas con un gran número de inmigrantes y otras con muy pocos. En algunos casos los directivos se niegan abiertamente a recibir extranjeros e incluso argentinos nacidos y/o residentes en el Gran Buenos Aires.
El argumento utilizado por los responsables de las instituciones busca ocultar responsabilidades, asumir nuevas tareas y desviar el centro del problema. Se habla de diferencias de nivel entre lo que estudiaban en su país o provincia de origen y el de acá, de “predisposiciones étnicas”, del apoyo mutuo entre los recién llegados y de la proximidad de la casa con la escuela, entre otras excusas. Lo que se oculta detrás de esto es un profundo sentimiento racista, discriminatorio y segregacionista.

La posible tarea democratizadora e integradora de la escuela

Es imprescindible la distribución homogénea de los inmigrantes tanto entre las distintas escuelas como en los grupos dentro de cada una.
Los derechos ciudadanos y el constituirse como sujeto de derecho debe ser deslindado totalmente de las diferencias culturales. Cualquiera, sea quien sea y venga de donde venga, tiene derecho a la educación.
La escuela tiene un enorme papel a la hora de poner límites y reglas en este mundo desigual. Sobre todo si en lo inmediato no se avizora grandes mejoras. Su tarea instrumental, su función de calificación profesional que determinará futuras oportunidades laborales, su condición expresiva, como experiencia y anticipo del trato que se va a recibir en la sociedad.
La escuela debe valorar la diversidad y procurar la integración política. Esto último es la plena incorporación a la ciudadanía desde una posición crítica y con una preparación que permita ejercerla concientemente y en forma lo más autónoma y activa (como reformulación de su contenido) posible dentro de una democracia con las características de la nuestra.


Para ampliar la lectura y conocer algunas de las fuentes sobre este post, clic acá y acá.

12 comentarios:

El Verdugo en el Umbral dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

lo mas impresionante que vi es su blog

reaccionario-inoperante dijo...

estos pelotudos, que discriman al hijo de inmigrantes, no se dan cuenta que hasta pierden la oportunidad de amoldarlo a su sistema, que mal o bien es el objetivo de la educacion en gral, preparar al individuo para que sepa manejarse en la sociedad que vive, pero claro, mejor mantenerlos asi, no sea que se sientan ciudadanos plenos y empiecen a reclamar los mismos beneficios que los locales.
Seguro estoy pasando cosas por alto, pero es en gral lo que opino, esta sociedad esta tan enfocada en lo inmediato, que ni ve sus propios beneficios a futuro, lo que demuestra que no cree en este sistema inmundo realmente, se sirve de el para extraer mezquinos beneficios en el menor tiempo posible.
no descubri nada lo se.
saludos reaccionarios

El Verdugo en el Umbral dijo...

Es en verdad muy interesante lo que decís. Ese doble juego es muy dañino. La escuela tiene la función de preparar hombres y mujeres para la sociedad industrial. Por las aulas pasan el dueño de la fábrica, el ingeniero, el obrero, el que limpia y el mendigo que vive de los desperdicios de la producción. Pero la ineptitud (que es propia del caos del capitalismo) genera contradicciones aberrantes como el racismo que excluye a personas que luego va a necesitar.
Un ejemplo es el de los palestinos en Israel. Ellos son los que hacen los peores laburos y los segregan y matan como perros.
Acá ocurre con los bolivianos que son los que construyen cuanto edificio haya en la ciudad y a la vez se los segrega y discrimina.
En cuanto a que nadie cree en este sistema acuerdo en parte. La cosa está putrefacta. Muchos se siguen moviendo bien a los codazos por las migajas. En general hay un doble discurso. Por un lado "esto no puede seguir así, el sistema no sirve”. Por el otro “te cago por cinco pesos”. Los jóvenes laburantes parecen estar más lúcidos en este sentido. Se están creando nuevas formas de compañerismo y solidaridad. Más informales e inestables pero fuertes.
Creo que el gran problema es de la clase media urbana, casualmente de donde salen los maestros.


Gracias por la visita
Saludos revolucionarios e inútiles.

PD: lo espero en los próximos post
PD: muy buena la foto del 3CV. Mi viejo tuvo dos

reaccionario-inoperante dijo...

Mira, labure diez años en un hipermercado, de capitales chilenos, y el sindicato es inexistente ahi, en algun momento me gustaria contarte las formas de conspiracion que llegamos a tener con mis compañeros-hermanos, desde sabotajes fisicos a elementos operativos claves o el solo hecho de concientizar a los nuevos que entraban en cuanto a lo que les esperaba.
Mi viejo tuvo taller de citroen, tuvo un par de 3cvs, y mi primer auto, a los 18 años fue un dyane 6(variante del 3cv), totalmente caido, que me salio $700.
solamente el que tuvo uno sabe lo que significa ese auto.
saludos man, pasa cuando quieras por mi blog de altibajos animicos.
saludos reaccionarios

El Verdugo en el Umbral dijo...

Lo que contás sobre tu situación laboral, la actitud del sindicato y las acciones autoconvocadas que hicieron vos y tus compañeros-hermanos es un constante en todos los lugares de trabajo donde está el monopolio.
Me refiero a la situación de explotación que sufren los trabajadores y que no figura en la agenda de ningún sindicato.
En esta etapa que vivimos la desatención de los gremios no se trata solo de traición, sino que es intríncica de sus funciones. Los sindicatos son un herramienta de los patrones. Por eso por todos lados surgen nuevos métodos de lucha como los que contás. Autoconvovatoria y acción. Sin burócratas ni caudillos. Es el comienzo de al go interesante.
En cuanto al 3CV tengo infinidad de anécdotas. Yo aprendí a manejar a los 11 años. Volvía corriendo de la escuelas para dar vueltas manzanas con la Citroneta.
Tengo un primo que se compró uno, se fue hasta Ushuaia y cuando volvió lo desarmó y lo vendió por partes. Ja…
Aguante el 3cv!!!!

Matias dijo...

Me permito disentir (entre las muchas otras cosas que me permito) sobre la supuesta contradicción en relación al maltrato al inmigrante que después es útil al sistema. Por empezar no son tratados como perros porque el perro no tiene que preocuparse por conseguir la comida, soporta la humillación sabiendo que sus necesidades van a ser satisfechas, para colmo no tiene conciencia de que la relación amo-perro no es reversible. ¿Qué esperanza le queda a aquel que sabe que día a día maltratado por una sociedad que no le da ni siquiera la posibilidad de, no digo revelarse, al menos protestar? porque le reclama que además el inmigrante de las gracias por realizar los peores laburos y alimentarse de las sobras. Al menos los perros lamen la mano del amo tras haberse limpiado el culo.
Y todavía no termino, pero sigo otro día... Qué groso el 3CV, mi maestro de 4to cuando me encontraba de camino a la escuela me llevaba a mí y a sus ciento y largos kilos. Tenía uno amarillo que lloraba cada vez que se subía.

El Verdugo en el Umbral dijo...

Matías: es cierto que no existe contradicción entre el término y la situación inmigrante y la de maltrato o explotación. Coincido en esto en términos generales.
Me parece que Reaccionari-Inoperante está señalando la torpeza del capitalismo argentino de desaprovechar la oleada inmigratoria a favor de su desarrollo.
Ocurren varias cosas que habría que aclarar. La burguesía nativa no existe. A lo sumo se trata de representantes de los monopolios nacidos acá. Por lo tanto las decisiones no las toman los políticos y empresarios argentinos sino que los rumbos los marca el mercado internacional. Ergo quién no existe no puede hacer mejor las cosas. Así pues ningún gobernante de este trágico país tiene la capacidad ni posibilidad de modificar el carácter ni la cantidad, ni la cualidad (en términos de calificación laboral). La inmigración es un recurso de los pueblos para intentar compensar las desigualdades que produce el caos económico capitalista. Una vez instalados comienzan los procesos de discriminación y segregación que se manifiestan entre otras cosas en gethos y miseria. Estas dos crímenes como todos los que acompañan a los inmigrantes son producidos principalmente por el maltrato del país receptor y no, como se intenta justificar, por cuestiones culturales del país de origen de los inmigrante.
Hoy es prácticamente imposible que tenga lugar un proceso de aceptación e interculturalización en nuestro país. Simplemente la base material no lo permite. Solo un profundo cambio daría lugar a esto Eso no quita que los inmigrantes no tengan que luchar por sus derechos y los nacidos aquí solidarizarnos y sumarnos a los reclamos y las denuncias por la igualdad de oportunidades.

El Verdugo en el Umbral dijo...

Otra cosa: está muy bien que te permitas otras cosas además de disentir. Era hora, está grande ya y los gustos hay que dárselos en vida,

Repito Viva el 3cv

reaccionario-inoperante dijo...

Es dificil a veces extirpar de uno mismo, el mal instinto discriminador, imaginense hacerlo en millones de personas a las cuales no les interesa pensar distinto.
Respeto al boliviano, desde que intente la emigracion, y entendi que podes ser bienvenido o no, pero los laburos peor pagos y sacrificados seran para vos, que tenes una necesidad mayor y te conformas con cosas que el local da por sentadas mientras a vos te parecen la panacea con respecto al lugar de donde provenis.
Pensemos que hay gente que viene de vivir privaciones, y que el hecho de acceder a un sistema de consumo monopolico, salvaje e inhumano como el implantado en este pais, significa mucho mas que para nosotros, que dariamos mucho por volverlo mas humano y menos carente de "beneficios".
Me hago cargo, alguna vez desdeñe un boliviano, o a otro inmigrante, pero por ignorancia, por no haberlos tratado, y por no haber estado en su lugar.
Por suerte pude entender, que su lugar de victimas, difiere del nuestro solo por la diferencia de tiempo viviendo en este sistema.
saludos, viva el 3cv!!

Severian dijo...

Supogo que la escuela pública es una de las principales responsables de la historia de integración de los inmigrantes europeos en nuestra sociedad. Por eso mismo, me resulta terrible el caso de apartheid al que te referiste en varios posts anteriores. De hecho me pregunto como puede durar sin que alguien lo denuncie ante la justicia, o al menos ante algún diario que tenga interés en denostar al ministro de turno. Mi vieja labura en una escuela secundaria en Berisso, y escucho todo el tiempo historias del tipo de las que vos contas. Tal vez me equivoco, pero supongo que una cosa así duraría muy poco antes de que alguno de los padres hiciera un escándalo.

Lo mismo respecto de no amitir inmigrantes. Eso es directamente intolerable (e ilegal, supongo, tengo entendido que las escuelas no pueden negar el ingreso).

Aunque en el fondo lo mas triste es que todas esas cosas no son hijas de una ideología racista o autoritaria, sino de la pura y simple mediocridad.

El Verdugo en el Umbral dijo...

Supongo que la escuela pública es una de las principales responsables de la historia de integración de los inmigrantes europeos en nuestra sociedad
Esto no siempre es así. Depende de la coyuntura, de la situación política, del proyecto burgués.
Es posible que en algún momento la escuela haya servido como medio integrador. Hoy no es el caso. Todo lo contrario. Esto no es irreversible, pero será muy difícil de cambiar con estos planteles docentes.
La solución llegará con el cambio de toda la sociedad, pero se pueden ir cambiando algunas cosas. ¡Las reivindicaciones se ganan en el capitalismo!
Lo primero que habría que hacer es democratizar el gobierno de las escuelas, escuchando a los niños y sus familias y otorgándoles poder de decisión. Luego habría que cambiar la formación y el sector social de los docentes. Proletarizar el gremio.

Saludos.