abril 23, 2008

Apartheid en una escuela de Mataderos III


Aguaturbias docentes...
La separación se institucionaliza y se vuelve natural. ¿Pero cómo ocurre esto? Se trata primeramente de descalificar los conocimientos previos de los segregados y luego pasarlos por el pan rallado de la derivacion al "gabinete pscicopedagógico" para en un par de meses freir a los distintos en el infierno del fracaso escolar.
Veamos el caso da la escuela del barrio de la carne:
A raíz de un pedido por escrito (muy mal redactado por cierto) de la directora, los maestros presentan un informe con las principales dificultades de los niños (nunca autocrítica ni mirada positiva desde ya). Espanto y estupor es lo que causan los informes. Pero nos centrlizaremos en el que elaboraron las mastras de 1º A y 1ª B. Y como para muestra basta un botón solo publicaremos el título de dicho informe. Ahí va:
"Diagnóstico de dificultades de 1º grado A y B (la mayoría de estas dificultades fueron detectadas en 1º B)"*
Saquen Uds. sus propias conclusiones o vuelvan a leer "Vigiar y castigar" o "La cara oculta de la escuela.Educación y trabajo en el capitalismo".

*Textual del título del informe de las maestras de 1º A y B

abril 19, 2008

Humo mortal en Bs. As. ¿Será posible?


Asombrosas coincidencias entre la genial obra de Oesterheld y lo que ocurre en la "Reina del Plata". Una sustancia rara desciende del cielo. Nadie, ni medios ni autoridades, informan de dónde, cómo; por qué; hasta dónde; y hasta cuándo el cielo estará invadido.
Personalmente, lo que más me preocupa es saber si Favali llegará a tiempo para darnos una mano.

Reflexiones antes de pensar

La disputa interburguesa en la Argentina disparó infinidad de opiniones escritas. La blogósfera no se queda atrás. Prueba de esto son los tres textos (A, B y C) publicados por el "Exprimidor de bloques de adobe" en su "Jugo de ladrillos" que junto a los comentarios que allí se publican configuran un interesante debate político.

abril 13, 2008

Brigate Autonome Livornesi

Como ocurrió con algunas de las barras de nuestro fútbol durante la dictadura, la "Brigate Autonome Livornesi" expresa su idiología antifascista y popular. Hoy en Argentina, lejos del pasado militante, las barras son criaderos de lúmpenes, serviles y baratas patotas de los punteros. Aquí unos videos de los de Livorno.




abril 09, 2008

A la escuela se viene a trabajar

“A la escuela se viene a trabajar”. Todos, como alumnos o docentes, hemos dicho o escuchado esta frase. Ya es toda una tradición en la educación pública. Una meta, una regla, un molde, una costumbre. Una costumbre.
Pero atención: ¿en qué condiciones se trabaja?, ¿para qué?, ¿para quién?
El trabajo es el rasgo fundamental de los seres humanos. Sin embargo las respuestas a las preguntas anteriores y la tarea cotidiana nos muestran aveces al trabajo como algo ajeno y doloroso. ¿quién no se alegro al recibir alguna vez la noticia de que al otro día no trabajaba? Caramba. Algo debe andar mal.
La clave está en las preguntas anteriores. Es vital que reflexionemos sobre el trabajo. Y en nuestro caso sobre el trabajo en la escuela. Nadie puedo negar el hacinamiento en las aulas; el ruido ensordecedor y permanente; la poca circulación de aire puro y luz natural en las aulas; los salarios de pobreza; la cuestionada calidad de la comida; los contradictorios planes de estudio que diseñan el ministerio y la secretará de educación; la escandalosa falta de presupuesto; la breve formación de los jóvenes maestros; etc..
Una costumbre. De tantos años igual, la falta de condiciones adecuadas se nos está volviendo una costumbre.
Si la costumbre se vuelve sentido común ya no podremos diferenciar entre la justicia y el atropello. Entre el respeto y la explotación. Entre la paz y la guerra. La costumbre puede volverse peligrosa cuando muestra como natural lo que en realidad es impuesto por quienes sacan ventaja.
Tal vez, se me ocurre, estas sean horas de sacudir las costumbres. De reconciliar el placer con el trabajo. A lo individual con lo común. A la mano con el amor y la idea. Al ocio con la utilidad y a la belleza con la tarea. Se me ocurre, cosa que, debo reconocer, no es una costumbre.

abril 06, 2008

Apartheid en un escuela en Mataderos II


Todo se va acomodando. Los negros trabajan aparte y eso parece tranquilizar a muchos. Pero antes de sentarse a disfrutar da la "luz del progreso" que trae la escuela pública fueron necesarias unas medidas más para que la obra sea completa y el apartheid total y palpable.
Una vez creados los dos primeros grados había que designarles aula y maestras. La cosa resultó así: a primero "A" le tocó la mejor aula de la escuela: tres ventanas a la calle que regalan mucha luz y aire, alejada de ensordecedor ruido del patio (cerrado) donde se hace educación física, con baño adaptado dentro del aula y por sobre todo una maestra blanca y porteña.
Por otro lado a primero "B" (el de los bolivianos y argentinos negros, cabe destacar) le tocó la peor aula del edificio: está pegada al patio (cerrado) de educación física y sus ventanas dan allí. La falta de aire y luz natural es insoportable luego de las 14,00 hs. y el ruido insufrible. Por supuesto está lejos del baño y, como no podía ser de otra manera la maestra es la única integrante del plantel docnete que no nación en La Reina del Plata. Ella viene desde Misiones y habla "casi como los paraguayos" según testimonios de colegas.

Muchos días en la lucha del Pueblo

Un día... un niño sufre una enfermedad grave, terminal. El hospital aporta la calidad de los profesional y su buena voluntad. Por lo demás casi nada. El padre del pequeño pierde el trabajo debido a sus ausencias “ quiero estar junto a mi hijo” nos cuenta a modo de dar una explicación a la actitud fascista de la patronal. En cuestión de horas compañeros, vecinos y amigos se organizan. Toman en sus manos el problema. Es necesario contener afectiva y materialmente a esta familia. Bailes, rifas, alcancías, colectas turnos para dar descanso a los acompañantes, y mucha solidaridad....

Un día más... los dueños de una fábrica prepara una trampa mortal a los trabajadores de la planta. Los números están “en rojo”, la quiebra es inminente, el cierre está próximo. Todo se mantuvo en secreto. Nadie salvo los patrones saben que en 48hs cuando lo obreros serán desocupados pues cerrará la fábrica. Ninguno cobrará un peso. Mientras tanto los patrones montan un nuevo negocio a unas pocas cuadras. Un valiente compañero trabajador algo sospecha. Conspira, investiga y descubre el plan. En cuestión de 24 hs la noticia corre entre vecinos, compañeros y trabajadores de la zona. Se planifica y se lleva a delante un plan de denuncia que triunfa ampliamente. La patronal intenta dar explicaciones... está perdida, no tiene iniciativa. El golpe fue contundente y los obreros se preparan para reclamar lo que les corresponde.


Otro día... los maestros de una escuela privada deciden poner freno a años de maltratos, opresión y sueldos de hambre. Algunos trabajadores son escépticos “en 15 años nunca logramos nada”. Evidentemente estamos en otra etapa, pues 4 ó 5 docentes se juntan, exigen una reunión con los dueños. Allí se plantan “así no se puede seguir, basta de atropellos. nos aumentan el salario o nos aumentan el salario”. La patronal está acorralada. Pone excusas legales, el sindicato se lava las manos. Los trabajadores deciden en una reunión secreta ir a fondo y dan un ultimatun... Obtienen parte de lo que buscaban. En breva irán por más.

Un nuevo día... en un sector de la ciudad en la que las masas dan serias muestras de no estar dispuestas a más atropellos coinciden, “por casualidad”, dos suculentas campañas publicitarias. Tienen como objetivo institucionalizar la bronca y contener los reclamos populares dentro de los límites que los burgueses pueden controlar. Se trata, primero, de un sindicato docente oficialista que promete, de una vez por todas, ponerse a luchar. Hasta ahí los punteros consiguen algo de escucha. Les dura poco. Nada. Cuando suplican que en las escuelas se elijan delegados una importante parte de los docentes intuyen o conocen que se trata de una nueva mentira que busca, junto a la traición de los reclamos, conseguir algo de apoyo que les permita mantener la corruptela que desde hace más de un década le brinda privilegios a los sindicalistas tales como cobrar dos sueldos, conseguir cargos de diputados, cobrar sin trabajar, etc., etc., etc., etc. La segunda campaña la monta el gobierno convocando a los vecinos a una reunión para discutir el futuro de la ciudad. Los afiches inundan las calles. Por supuesto que a la reunión asisten tan solo un puñado de vecinos y decenas de punteros políticos. Todo huele a podrido. Una honesta habitante de la zona propone que los oradores digan de que barrio son pues hace 40 años que vive en la zona y solo conoce a 5 personas de la reunión. Se pudre todo, los punteros pierden los estribos, tartamudean y agreden verbalmente a la vecina mientras cuatro matones la miran de reojo...

Todos los días...vivimos infinidad de situaciones como estas. Nacidas todas de los enfrentamientos de clase que vive nuestro pueblo. Lucha que lleva impreso el sello de la experiencia popular acumulada por décadas de enfrentamiento a las políticas monopólicas. Imposibles de relatar ni en mil notas. Sin embargo podemos decir qué tienen en común. Las masas ya no confían en las instituciones de la burguesía. Frente a los problemas cotidianos surgen la solidaridad y la organización. La acción comienza a ser una constante que nace de la creciente bronca y desconfianza hacia las instituciones del Estado. El estado de ánimo de las masas, reflejado a cada momento, nos habla de la imposibilidad de la burguesía de cerrar filas para mantener sus privilegios. Pero sobre todo de la decisión de este pueblo de no tolerar más atropellos, de enfrentar a los explotadores y de comenzar a resolver los problemas por su cuenta, con las características que le son propias: valentía, solidaridad, democracia directa...

abril 05, 2008

Aquella Copa América con Frizelme

Con motivo de la última Cop América escribí esto. Lo publico seguro pero no tarde
Argentina 78, España 82, México 86 e Italia 90 veían como Brasil toqueteaba la pelota, jugaba bonito y se quedaba afuera de la disputa por el titulo.
Fue muy claro el ¡Basta! en EEUU 94. Cuatro defensores fuertes, dos volantes rústicos que se suman a la defensa y no atacan nunca y dos delanteros fuera de serie. Se dejó la estética de lado y Brasil se transformó en un equipo más parecido a Alemania que a sus orígenes.
Nadie se rasgó las vestiduras. Los resultados mandan en el mundo del espectáculo. Brasil con Dunga de capitán comprendiá la necesidad de la revolución táctica. si quedaba tiempo se aplicaba la estética.
El caso de Argentina es más triste. Su supuesto juego hístórico nunca le dió un mundial (78 jugó como pudo y con ayuda de la dictadura y en el 86 de ninguna manera respetó sus supuestas raíces).
El Loco Bielsa intentó ese cambio urgente. Comprendió la limitación táctica del jugador argentino. Pero su ética jacobina y su intransigencia contra lo mercaderes no le permitieron seguir.
Otra vez en una final la Celeste y Blanca quedó afuera con un Brasil inmensamente superior desde lo táctico a lo que le sumó mucho oficio y algo de técnica (sus jugadores más dotados están de vacaciones). Pero no hay mal que por bien no venga.
Antes del comienzo de la Copa le dije a Fede "no me importa el resultado" pero no me gusta esta selección.
Durante tres semanas estuvo prohibido hablar mal de Riquelme y su insoportable juego lateral y sus innumerables pases hacia atrás. No podía decir que el equipo nunca jugó bien más de 30 minutos y que el único equipo respetable que enfrentó fue México y le ganó ahí nomas.
Jamás este equipo superó el volumen de juego que tuvo la selección de la copa anterior. Nunca tuvo respuesta táctica . Juega igual ganando por goleada, empatando o siendo superado hasta el escándalo (recuerdo que pensé lo mismo el día que presencié en el Monumental el 5 a 0)
Pero claro... Basile lo primero que hacía después de un partido ganado era la entrevista exclusiva con TyC y eso tapa todos los errores.
Violín en bolsa tendrán que hacer los que se babeaban diciendo: "éste pone los que la gente quiere" "juega con la nuestra" "el 4 es 4 el 5 es 5" y bla bla bla.
Plantel sobra. Tenemos de los mejor del mundo. No el nº 1 pero si entre lo 5 primeros. La única salida es la revolución táctica, el cambió es necesario y los que no lo quieran... bue... conservadores ellos...
Que renuncien Basile y Grondona. Que asuma otro cualquiera y llame al Loco para detener el caos.
No soy un fundamentalista del resultado. No hablo de eso. Nadie tiene la receta. Acá se trata de proyectos de ideas. De transformar nuestro fútbol. Con un trabajo a largo plazo. Que cree otra mística y sobre todo una nueva concepción de este juego. La que tuvimos hasta ahora fue suficiente mientras vivió.
Nueva táctica. Más espíritu deportivo (me olvidaba de señalar la inexistente conciencia deportiva de Basile quien no fue a retirar la medalla. Nefasto.), prioridad a la selección y búsqueda de una nueva estética.
Salud.

Apartheid en una escuela de Mataderos (aguaturbias docentes 4)

Para uso de personas blancas, igal que el primero "A" de Mataderos
En una de las pocas medidas progresistas que se le conocen al ahora ex supervisor del la zona decidió en 2007 que para el siguiente año la escuela 3 debería abrir otro primer grado para absorber la demande creciente de niños de seis años de los sectores más humildes y postergados. Docentes y autoridades de la escuela reaccionaron indignados por lo que creen una invasión. "se van a venir todos los de provincia", "se va a llenar de bolivianos" y otras atrocidades del estilo...
Rápidamente la vicedirectora (un personaje retrógrado y nefasto") tubo una idea que contó con el aval de la directora y con el suficiente consenso entre las maestras: Armaron dos primeros grados. El "A" para argentinos blancos y el "B" para bolivianos y argentinos negros. Así funciona desde el primer día de clase.
Ninguna autoridad del Gobierno fascista de Macri dió la orden. Ningún documento del BID ni de FIEL llegó a la escuela recomendándolo. El Apartheid fue iniciativa y creación de los docentes. El neoliberalismo vive en la mente de este retrógrado sector social, esforzado exponente de la histérica clase media argentina, mediocre, panqueque y porteña

Basta de sindicatos docentes

En Blog del Prof. Marianpo Fernández Enguita (Cuaderno de campo) fue publicado un artículo titulado "Cobrar dos veces". Eltexto termina con un parrafo al cual, desde El Verdugo en el Umbral, suscribimos hasta el extremismo. Reproducimos:
  • "Ya lo ven: los sindicatos pasan con pocos escrúpulos de la defensa de los oprimidos a la filosofía de la piñata: ¡siempre queremos más, más por lo mismo, o más por menos! Creo que llegó el momento de decirlo, aunque nos duela: la educación estaría mejor sin ellos".
En el Blog se abrió un debate interesante y de un gran vigencia en Argentina. Todos aquellos que estén pensando en criticar el texto por tratarse de un autor español que escribe cosas de España, tengan a bien pasar por caja a devolver las dosis de vacunas que recibieron de niños y que fueron descubiertas por europeos (un cacho de empatía nunca vienen mal, no?).
Publicamos aquí el texto y dos comentarios...


Cobrar dos veces M. F. Enguita

Cuando empezaba a investigar sobre educación, hace años, una cantinela que me sorprendía, entonces porque me parecía obvio y ahora sé que porque no la entendía, era la de “Esto es vocacional”, referida al trabajo docente. Parece obvio que una profesión de servicio dedicada a la difusión del saber, el desarrollo de las personas, el progreso social… es inherentemente vocacional como sólo pueden serlo muy pocas otras. Tardé en entenderlo, pero al final creo que lo logré.

En el País Vasco, el Departamento de Educación y CC.OO. han acordado un complemento económico para los maestros que son también tutores. La ultracorporativa ANPE exige que se generalice, ya que todo el mundo ejerce algún tipo de tutoría (ser algo más que un busto parlante ya te convierte en tutor, y seguramente no serlo también). Los nacionalistas, ELA, LAB y aquí incluyo a STEE, convocan manifestaciones porque el acuerdo es discriminatorio. UGT denuncia un agravio comparativo.

La única discriminación y el solo agravio que yo veo es que la generalidad de los trabajadores cobran una sola vez por su jornada de trabajo, con todo lo que hay en ella, y reciben incentivos o complementos cuando tienen que dedicar más tiempo o realizar un esfuerzo extraordinario o cuando logran un resultado excepcionalmente bueno. Aquí, sin embargo, CC.OO. comete el error reclamar un privilegio, el pago adicional de lo que ya va en el salario y la jornada, y los demás quieren convertir el privilegio funcional en colectivo. Vocacional quería decir eso: si trabajo más que el mínimo (las clases y poco más, salvo las gripes), incluso en mi jornada, es sólo porque quiero y, si no quiero, no lo hago.

Ya lo ven: los sindicatos pasan con pocos escrúpulos de la defensa de los oprimidos a la filosofía de la piñata: ¡siempre queremos más, más por lo mismo, o más por menos! Creo que llegó el momento de decirlo, aunque nos duela: la educación estaría mejor sin ellos

Comentarios...

Javier dijo...
No pensé yo, Sr. Enguita, que un seguidor de sus textos como yo, le comentara el desagrado que ha producido en mi leer sus palabras. Desde aquellos tiempos de facultad en los que leía con avidez sus teorías y comentaba con los colegas todas aquellas frases y párrafos de sus textos que tanto nos entusiasmaban, hasta ahora creo que usted, va olvidando un poco aquellos conceptos por otros y no se muy bien el motivo.
Quizá el trabajo alejado de la realidad de la escuela no le permita nada más que postular ideas, pero quizá nada más que eso. Los sindicatos conocen más al menos ese día a día que vivimos los maestros, y en especial los tutores, sobre todo los tutores. Usted piensa que nosotros vivimos al limite de las posibilidades del escaqueo y del desmadre colectivo de aprovechar cualquier momento no dedicado directamente a los alumnos para rascarnos la barriga, pero no solo eso, usted piensa que en esta profesión trabajamos con horario de funcionario que ficha, de empleado con jefe, de peón de fábrica.
Yo creo que sabe que los tiempos, sobre todo los tiempos de los tutores, son flexiblemente variables, dependiendo del día. Trabajamos con personas, a las cuales no podemos dejar a la puerta de un colegio abandonadas, trabajamos con personas, cuyos padres vienen antes de la hora de comienzo de la jornada o quieren ser atendidos después de su finalización, ya que su horario de trabajo, no le permite llegar antes.El nuestro si nos lo permite(Eso parece). Nuestra jornada si que es interesante, nadie regula nuestras horas extras,salidas fuera del centro, atención dedicada como tutor y vivimos a nuestro alrededor hartos del tópico de las vacaciones, del tiempo libre...
No quiero profundizar mucho más porque debería usted saber que los miles de tutores, especialista, jamás formados para ninguna de las diferentes tareas docentes, por las universidades españolas, tienen más que justificado ese complemento. No solo eso, si no que fíjese lo que son las cosas, hoy por hoy se premia más adscribirse a un proyecto de bilingüismo, con un incremento de la nómina de unos 100 euros aproximadamente, mientras que quien vela por una formación integral de los discentes, son desprestigiados por la sociedad en general. Y ese agravio no lo cuenta casi nadie.Bueno si, los sindicatos ...esos que prefiere que no existan en nuestro sector.Casi agotado en la lucha el profesorado, menos mal que todavía gente se sienta en la mesa de negociación.
Un saludo y gracias por la atención


El Verdugo en el Umbral dijo...
Parece ser que los miles de kilómetros de océano que nos separan no son suficientes para diferenciarnos.
Aquí en Argentina es muy simular la situación de reclamo de los "sindicatos" docentes. Transformados en empresas que venden cursos que acreditan puntage para acceder a los cargos en las escuelas y en empresas de turismo de medio pelo, no dejan pasar ninguna oportunidad de salir con bonbos y platillos a reclamar "más por menos". ¿Vocación?.. ja ja ja .. nada de eso. Se trabaja a reglamento (las excepciones a esta regla la confirman definitivamente).
A mi entender el profesor Enguita no solo no parece estar alejado de las escuelas. Por el contrario no conocemos otro hispanoparlante que tenga su aguda y valiente mirada. Su palabra es crítica real. No me sorprende que reciba comnetarios nehativos de parte de docentes que en sus años de juventud lo leían con entusismo revolucionario". No es llamativo que esos ex lectores entusistas no acepten crítica y reclamen religioso espíritu de cuerpo.
Quienes elegimos esta profesión sabemos que exige un plus. Por mi parte el compromiso no es con mi recibo de sueldo. Formo parte de un Pueblo en problemas e iría a la escuela aún gratis. Los lazos que me atan a mi tarea y mi compromiso están fundados en la construcción de un mundo sin esclavos. Por supuesto que quiero mi paga y mis vacaciones.. pero eso corre por otro lado

--
Publicado por El Verdugo en el Umbral para El Verdugo en el Umbral el 2/27/2008 04:53:00 PM

Dios?

Por el Verdugo en el Umbral


Clasista sí, ¿pero cómo?

Fuente: http://enguita.blogspot.com/

Por Mariano Fernández Enguita, Salamanca, España

Aunque ya menos, todavía se oye de vez en cuando hablar del sistema educativo como un sistema clasista en el que los hijos de la clase capitalista lo tendrían casi todo y los de la clase trabajadora poco más que nada, como la escuela del capital. Más que del trabajo, desde luego, lo es, pero la cuestión no es esa.

Si me disculpan la pereza de utilizar cifras de un informe de 2002 basado en datos del censo de 1991 (datos más recientes ratifican, y más, lo que voy a decir, pero requerirían una elaboración para la que no tengo ahora tiempo), lo explicaré con sencillez. Quienes quieran más detalles pueden ver el informe Las desigualdades de educación en España, II, del CIDE (http://www.mec.es/cide/), donde encontrarán los datos de dos estudios de Torres Mora (1991) y Calero y Bonal (1999) en los que se comparan las tasas de escolarización, año a año, de los 3 a los 24, de distintas clases sociales en 1981 y 1991. Las distintas categorías ocupacionales del censo fueron agregadas en seis grandes clases sociales: capitalistas (empleadores privados), clases medias (c.m.) patrimoniales (yo diría pequeña burguesía tradicional), c.m. funcional superordinada (profesional directiva), c.m. funcional subordinada (empleados de cuello blanco y supervisores) y clase obrera. Sus tasas de escolarización a los 20 años en 1991 eran, en el orden citado, 58.1, 42.6, 86.0, 60.1 y 31.5 (media 43.4%).

Los números cantan: la clase obrera está mal, muy por debajo, y la pequeña burguesía sólo ligeramente por encima de la media. Los capitalistas están casi el doble mejor, pero los empleados medios están algo mejor que ellos y los profesionales y directivos, muchísimo mejor, son los reyes del mambo. ¿Escuela de clase, pues? Sí, pero de otra clase, de la que basa sus privilegios en la posesión diferencial de conocimiento (no de tierras o máquinas), de aquella en cuyas filas formamos nosotros, los profesores.



Aguaturbias docentes 3

Martina tiene siete años. Es curiosa y se apasiona cuando aprende. Es atenta con los compañeros y sabe mirar. Su maestra le da permiso para ir al baño en hora de clase. Mientras cruza el patio le llama la atención el juego que hacen los chicos de séptimo en educación física.. Se detiene y mira con atención, disfruta. A unos metro de allí se acerca un personaje siniestro, obscuro, mediocre. Es la vicedirectora que el ver a Martina estalla en un ataque de ira y comienza a gritarle desaforadamente “irresponsable, qué hace fuera del aula, usted siempre igual, metida en lo que no le corresponde...”. Martina se siente humillada, agacha la cabeza, llora, se muere de vergüenza pues sabe que los chicos que antes jugaban ahora la miran a ella. Sabe que está sola. Nadie la defenderá. Nadie alzará la voz para frenar este atropello.

Aguaturbias docentes 2

Sala de maestros. Charlas intrascendentes. Mucho tabaco. Entra la maestra de séptimo... se acerca a las de sexto... y les pregunta “¿Cómo andan los del Mercosur?” haciendo clara referencia a los alumnos bolivianos peruanos y paraguayos. Muchos ríen con el “chiste”


Aguaturbias docentes 1


Un niño de diez años come abrazado a su mejor amigo. En los recreos juega con todos sin distinción de sexo. Sus movimientos son armónicos y su voz suave pronuncia palabras correctas y amables. Nadie lo vio gritar ni agarrase a piñas. Desde la bien servida mesa de los maestros la de 5° le comenta a una colega “Pobrecito. Voy a tener que llamar a los padres a ver que están haciendo. Tan chiquito y ya es homosexual, ... cada vez está peor, ...yo no sé”.


Aguaturbias docentes

Si tuviera que contestar a las siguientes preguntas: ¿Qué es una cárcel ? ¿Y un manicomio? ¿Cuál es la función real del ejército? ¿Y de la policía? Y respondiese en pocas palabras son la brutalidad, la violencia,... instituciones del Estado de los poderosos creadas para mantener sus privilegios mi pensamiento sería comprendido de inmediato por todas las mentes progresistas. No necesitaría, ciertamente, grandes razonamientos para demostrarlo. ¿Por qué razón, sin embargo, no puedo agregar a las incógnitas anteriores ¿Qué es la escuela? sin ser acusado de “exagerado”, “cerrado”, “extremista” o “principista” por los militantes de reformismo educativo y el humanismo didáctico.

La respuesta no es simple. Principalmente se trata del mito creado alrededor de la escuela. Es la institución estatal fetiche por excelencia: es a la vez emanación y encubrimiento de las contradictorias relaciones sociales que la determinan. No se muestra como un poder ajeno y es determinante en la conciencia ordinaria. Detrás del espejismo del ascenso social a través de la igualdad de oportunidades en la educación pública y la obtención de títulos se oculta un mecanismo que colaborara con la estratificación social y naturaliza las diferencias de clase principalmente seleccionando a “aptos” y “no aptos” reubicándolos en el sistema de producción.

Creado en nuestro país por la generación del ochenta el mito de la escuela junto a otros (el indio ignorante e inculto, la traición de Bolívar en Guayaquil, el ferrocarril, el gaucho haragán, el progreso, Europa, el ejército patriota, la luz del ingenio con que el padre del aula iluminó la noche de ignorancia, etc.) es defendido por cuanto político o sindicalista esté en campaña y en todas las reuniones de la intelectualidad urbana.

Rara vez analizada a fondo por maestros, profesores e intelectuales y nunca puesta sobre el porta-objetos de la autocrítica real por parte de los docentes ha venido funcionando al compás de los caóticos proyectos de la burguesía.

No es la escuela la simple consecuencia de las didácticas de moda que se aplican en ella, sino una institución específica dentro del campo más general de las demás instituciones de control del poder. La escuela es resultado de un proceso histórico que continua en movimiento y se dirige hacia donde va el modelo productivo. Los maestros y alumnos son resultado de esto al igual que guardiacárceles y presos, que psiquiatras y dementes.

Desde estas páginas nos proponemos desmitificar, haciendo públicos hechos aberrantes que sufren niños y adolescentes a diario en las escuelas y que indignamente son silenciados hasta por los más entusiastas y esforzados “orientadores” del aprendizaje. El espíritu de cuerpo, la obediencia debida, el encubrimiento, la justificación forzada y la excusa (tan propios de las fuerzas de seguridad) entre los adultos que trabajan en las escuelas guardan bajo siete llaves situaciones que van desde el suplicio y la humillación pública, hasta la discriminación sexual, política y étnica, pasando por el autoritarismo, el hacinamiento, la estimulación de la competencia, el maltrato, los gritos, el aplastamiento de los “distintos” y el desprecio por la sensibilidad entre otras tragedias.

El método será descriptivo. Tratando de ser lo más precisos que podamos en los relatos de esta sección que denominaremos:

Aguaturbias docentes